Coach para empresas y Feng Suhi

La historia se repite una y otra vez. Sin duda las empresas su objetivo es ganar dinero, pero en muchas ocasiones se olvidan de varias cosas importantes cegándose en el lucro o bien sumergidos en los gastos.

En ocasiones el feng shui de la empresa es horroroso y los clientes huyen de ella, por otro lado la selección de personal desde RRHH o boien empresas "especializadas" sólo tienen en cuenta la valía de las personas basadas en gran medida por una titulación, tal vez algo de experiencia y poco más, pero pasan por alto las virtudes y defectos de las personas dominándoles el ego.

Cuando el ego es el único impulso de acción sin tomar conciencia de la calidad de sus pensamientos y sentimientos, acaban por contaminar el entorno laboral o área de trabajo. Con el tiempo el centro de trabajo se llena de un ambiente espeso porque se siguen acumulando energías mentales y emocionales negativas, estres, preocupaciones, nervios, errores, malos entendidos, mal ambiente, líos, confusiones etc, ello inevitablemente se extiende hacia el exterior llegando a los clientes que perciben en su interior una creciente desconfianza, la consecuencia en que baja la venta mientras baja la productividad interna por disputas.

La dirección inconsciente de esta realidad, pero muy consciente de la realidad económica se aleja aún más de los empleados, les exige productividad, horarios, les presiona, recorta beneficios sociales, creando mayores causas de desequilibrio y división bajando aún más la  productividad.

Todo se sigue incrementando y el nivel tóxico laboral es ahogante, siguen bajando los beneficios, aumentan aún más los nervios, preocupaciones, ahora ya nadie sabe cómo detener este caos, se producen despidos porque no se llega a los objetivos marcados por la dirección y antes de que propia dirección pierda sus enormes ingresos prefiere sacrificar a todos los empleados que son los que realmente producen matando a su "gallina de los huevos de oro".

El personal afectado por despidos inician huelgas, baja mucho más la productividad porque si la empresa les daña, los empleados dañan la empresa (ley universal, a mayor presión mayor oposición).

Pequeños hurtos, robos y desapariciones, la empresa toma medidas y empiezan los gastos en "seguridad", cámaras, sensores, controles de acceso, y más gastos todo por haber destruido el ambiente laboral. ¿Qué absurdo, verdad?

Lo inevitable llega, productividad por el suelo, empleados muy disgustados, los clientes huyen y la quiebra está servida.

¿No os dais cuenta?

Es indispensable realizar buenas entrevistas laborales para escoger el personal más honesto, en la empresa a diario permitir más descansos, crear un ocio común para todos los empleados, aumentar la conciencia y dentro de un ambiente de armonía es más fácil mantener una calidad mental y emocional, mantener una unión entre la dirección y los empleados abandonando el orgullo de un cargo.

Sin duda necesitamos un cambio en nuestra forma de pensar y sentir.

¿Necesitas ayuda? ¿Necesitas ideas?